Nutrición

¡El 70% de tus resultados de entrenamiento dependen de lo que comes!

Una buena alimentación refuerza tu sistema inmunológico, incrementa tu energía y mejora tu condición física y mental para tener un mejor desempeño en todas tus actividades.

En Sports World nos preocupamos por brindar todos los servicios que te lleven a tener un estilo de vida saludable, por lo que contamos con un equipo de nutriólogos expertos que dan servicio en nuestros clubes. Las consultas son personalizadas y los planes nutricionales se desarrollan de acuerdo a tu estilo de vida y objetivos individuales, incorporando tus comidas preferidas para que disfrutes de una sana alimentación.

Dieta correcta

Hoy en día, la palabra dieta se ha utilizado incorrectamente para definir un régimen de alimentación dedicado a bajar de peso, pero…

¿sabías que la dieta es todo lo que comes en un día?

Ésta puede tener diversos objetivos dependiendo de cada persona, pero en general, lo más importante es que sea adecuada para tus necesidades para mantenerte sano en todos los aspectos.

A continuación te damos algunos tips de lo que no puede faltar en tu dieta diaria:

Proteínas
Carbohidratos
Grasas
Hidratación
Proteínas

Las proteínas son nutrimentos esenciales para nuestro cuerpo y las obtenemos mediante la dieta, pero…

¿por qué últimamente nos han bombardeado con tanta información sobre el consumo de proteína para tener más masa muscular?

Efectivamente, una de las funciones de la proteína es ayudar a que nuestros músculos se regeneren, se mantengan sanos y crezcan, pero consumirla en forma exagerada no crea la masa muscular mágicamente. Por el contrario, puede presentar efectos negativos como deshidratación y acumulación excesiva de grasa corporal.

Las proteínas también desempeñan muchas otras funciones indispensables para lograr un estado de salud óptimo. Por mencionar algunas, le brindan estructura a todas nuestras células y tejidos, transportan sustancias dentro de nuestro cuerpo, producen hormonas, actúan como enzimas y forman parte del sistema inmunológico.

Para que nuestro cuerpo pueda cumplir con sus funciones dependientes de proteína, es necesario consumirla diariamente en cada una de nuestras comidas principales. Las proteínas se encuentran en alimentos como la carne, pescado, aves, huevo, lácteos y leguminosas.

Carbohidratos

¿Has escuchado que debes eliminar de la dieta frutas y cereales para bajar de peso debido a que son las principales fuentes de carbohidratos?

Esto es un mito. Los carbohidratos son la base de la dieta de cualquier individuo saludable, ya que es la principal fuente de energía para que órganos como el cerebro y los músculos funcionen adecuadamente.

Existen dos tipos de carbohidratos:

a) Los que se absorben de manera rápida, como la mermelada y la miel, y b) los que tardan un poco más en absorberse y llegar a la sangre, como frutas, avena, pan de caja, amaranto, galletas integrales y tortilla.

Cada persona necesita distintas cantidades de ambos, dependiendo de su peso, estatura y tipo de actividad física que realiza.

Por ejemplo, si intentas rendir más en el ejercicio, antes de comenzar puedes consumir un pan integral con mermelada, que es una preparación que contiene ambos tipos de carbohidratos, y posterior a tu actividad física puedes consumir una fruta, ya que por sus propiedades nutrimentales promueve una correcta recuperación.

Grasas(Lípidos)

Los lípidos son necesarios en la dieta ya que son parte de la estructura de las membranas celulares, forman parte de las hormonas, dan protección aislante en temperaturas frías y ayudan a transportar ciertas vitaminas para que cumplan su función.

Existen dos tipos de grasas:

a) las saludables, que se encuentran en alimentos como las almendras, nueces, algunos aceites y el aguacate y,
b)las no saludables, (saturadas), que están presentes en la manteca vegetal, mantequilla y alimentos procesados como papas fritas, crema de maní, crema de avellana y donas, por mencionar algunos.

Hoy en día, muchas personas tienen miedo de consumir grasas en sus alimentos porque creen que pueden subir de peso o afectar a su corazón; sin embargo, no es necesario eliminarlas de la dieta, lo recomendable es elegir el consumo del tipo saludable y con moderación, ya que son lo último que se utiliza como fuente de energía durante el ejercicio y si no se utilizan, se almacenan en forma de tejido adiposo.

Hidratación

¿Sabes por qué todas las recomendaciones de consumo de agua están dirigidas a tomar dos litros al día?

Porque el agua es el componente más abundante en el organismo y una adecuada hidratación (antes, durante y después del ejercicio) ayuda a que los músculos, el cerebro y otros órganos funcionen de la manera óptima.

Una hidratación correcta permite que se regule la temperatura corporal, las articulaciones se lubriquen, se desechen sustancias no necesarias y se lleve a cabo el transporte de nutrimentos a las células; además, en el ejercicio, favorece un mejor rendimiento, retrasa la fatiga y previene la deshidratación.

Si eres de los que suda demasiado y tu actividad dura más de 90 minutos, es importante que además de hidratarte repongas los electrolitos que estás perdiendo con el sudor mediante una bebida deportiva, un suero natural o bebidas que contengan sodio.

Dis
Cipli
Nas

UN NUEVO CONCEPTO DE ACTIVIDADES PARA TU SALUD

Conocer más

Nu
tri
ción

LA BASE DEl EQUILIBRIO ESTÁ EN LA ALIMENTACIÓN

Conocer más

Ser
Vi
Cios

LLEGÓ LA HORA DE CONSENTIRTE COMO TE MERECES

Conocer más